martes

CANIBALISMO EN MEXICO



Comer carne humana era una practica común dentro del México prehispánico, era un alimento como cualquiera, consumido por sobrevivencia o como parte de rituales en los que participaba la familia del difunto o durante el periodo de guerra, la cena consistía en la cabeza, el corazón o la sangre de enemigo (mmmm!!)

Según el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) existían practicas entre grupos gruajiros, tarahumaras, tobosos y xiximes donde realizaban la llamada "danza de la cabeza" donde al final la cabeza del enemigo era cocinada estilo pozole, actualmente ha sido sustituida por carne de cabeza de cerdo y es un platillo representativo de la comida mexicana.

Nuestros dioses Aztecas eran halagados con sacrificios donde se ofrecían corazones latientes, arrancados del pecho de asustados enemigos y su sangre era ofrecida como bebida para apagar su sed y evitar su furia, mientras que el cuerpo era repartido entre los participantes para ser cuarteado, asado a la parrilla o en caldo; hoy en día, en la fiesta brava acostumbran beber la sangre caliente del toro agonizante y repartir su carne aun tibia entre los asistentes.



Obviamente todas estas prácticas con la llegada del cristianismo fueron prohibidas; ética y moralmente es mal visto por la cultura "moderna", salvo las mil veces contadas historias de sobrevivientes que sin tener otra opción recurrieron al canibalismo.
Sin embargo, en el México actual, se han tenido conocimiento de otros casos de canibalismo, de los mas famosos...
José Luis Calva Zepeda, llamado por la prensa "el caníbal de la guerrero", quien enamoraba con poesía a sus victimas para después comerlas; fue descubierto en 2007, cuando la policía encontró en su departamento, un sartén con un pedazo del antebrazo de su novia Alejandra Galeana Garabito sazonado con limón, los demás restos estaba en el refrigerador y su torso en un armario, junto a los restos humanos encontraron numerosos escritos, donde hacia referencia al ocultismo y canibalismo. La policía mexicana se dio de topes ya que El canibalismo no esta tipificado como un delito en el Código Penal, por lo que fue juzgado por homicidio calificado y respeto al cadáver en modalidad mutilación... (actualmente ya derogaron esos artículos)sin embargo en entrevistas comento que no es Antropofago, que bajo los influjos de alcohol y drogas la mato y después de varios días ya no supo que hacer con le cuerpo y es cuando "se le ocurre" el desmenbramiento para deshacerse del cadáver, Calva Zepeda, se suicido en diciembre del 2007 en el interior de penal.


Otro caso es Gumaro de Dios Arias, quien según los reportes policíacos fue encontrado asando medio corazón de su ex amante para el desayuno, junto a su camastro estaba el cuerpo de " el pelón" su joven amante, que había matado hace tres días y al que le faltaban las tripas, tirones del carne de la barriga y un muslo, dijo a la policía que "la carne humana sabe como a pollo y las costillitas estaban bien ricas, yo no se ni por que les espanta" según Gumaro, "se le ocurrió comérselo" y hasta pensó en que si se comía el pene de su querido pelón, le crecería igual o mas que a el... días después extrañado decía.." no se por que no me crece la
 riata...y eso que me la comí cruda pa que fuera mejor"
Las mujeres no se quedan atrás y menos si de cocina se trata, En la colonia Portales de México D.F. Trinidad Ramírez “la Tamalera”en 1971 conmociono al país, cuando cansada de una vida de abusos y maltratos por parte de su marido, un borracho, violento y holgazán, tomo un bat y descargo contra el años y años de abusos, para luego desmembrarlo, con una parte cocino tamales –pan cocido al vapor relleno de salsa o carne de pollo o cerdo- y los vendió en la calle, el resto del cuerpo fue tirado en un basurero cercano mientras que la cabeza de su marido estaba guardada adentro de su ropero en un frasco con alcohol.


En contra parte a “la tamalera” esta Carlos Constantino Machuca, "El Tamalero", que se dedicaba a la venta de tamales desde hace 8 años afuera del hospital infantil de Michoacán, después de una noche de copas, apuñalo a su amigo de parranda, lo destazo para luego cocer su carne, los restos fueron localizados por la policía, junto a varios kilos de masa para preparar tamales, así como salsas y atole. De la víctima sólo se pudo rescatar la cabeza y el tórax. El resto del cuerpo yacía en pedazos, cociéndose en dos ollas vaporeras en el patio de la casa. Los órganos y otros tejidos, se los estaban comiendo los perros. Según Machuca, no iba a usar la carne en sus tamales, solo la estaba cociendo para tirarla por la coladera y que se la comieran las ratas.





Los mexicanos comemos de todo y se han conocido al menos 3 casos más de tacos y tamales hechos con carne humana, sin embargo poco ha tenido que ver el hambre en esto ya que todos ellos recurrieron a esta practica con el fin de encubrir un crimen y deshacerse del cuerpo.

En 1989 en el rancho Santa Elena, en la ciudad fronteriza de Matamoros, México, quedo al descubierto los rituales satánicos que el santero Adolfo de Jesús Constanzo y su amante Sara Aldrete, en ese entonces sobrina del procurador de tamaulipas, llamados "Los Narcosatanicos" realizaban para protección mágica de narcos, donde incluían en sus rituales afroamericanos, actos de canibalismo; La policía encontró además de kilos de mariguana, un caldero que contenía sangre, un cerebro humano, varias columnas vertebrales humanas, ajos y una tortuga asada así como fosas con cadáveres descuartizados, a los que les habían extirpado el corazón y el cerebro.

Constanzo prometía a narcos fronterizos, actores, músicos, políticos prominentes y hasta policías, que si se comían dicho caldo, se harían invulnerables a la muerte, las balas no les harían nada y las almas de los devorados estarían siempre unidas al comensal atravez del miedo, dándoles poder sobre otras almas.

Prefirió suicidarse con su segundo al mando antes de ser aprendido por las autoridades, prometiéndole a su sacerdotiza satánica, que resucitaría, mientras que Sara, confeso como a dentelladas tenia que ser arrancada la piel de las victimas vivas, les arrancaban el pene o los pezones y todo eso servia al rito. Sara fue condenada a 600 años de prisión y hace algunos años se los redujeron a 50, mas 15 que ya cumplió, actualmente publico un libro, "Me dicen la narcosatanica" donde según ella, fue "secuestrada" obligada a participar y que el padrino estaba enamorado de ella, mas ella nunca lo correspondió.... ahora que resucite ese wey.. a ver que dice... 

3 CREYENTES:

David Lee dijo...

Me pregunto que habrá pensando la gente al enterarse que habían comido carne humana en los tamales xD

Anónimo dijo...

bena istoria del canibal jos zeeda.
yea.....

Anibal Balcazar dijo...

Ya me imagino el caso de la tamalera.
- Oye wey te enteraste?
+ No, que?
- La vecina esa que siempre andaba todo moreteada por el marido.
+ ... que pasa con la vecina, se murio?
-No we, le mato a su marido y se lo comio en tamales.
+ ........... (se pone blanco).
- Compa que te pasa? Estas reblancote.
+ buerghhhhhhhhhhhhh
- no... enserio? Jajajajaja no mames pinche cabron te comiste un tamal de la vieja loca esa? Ajajajaja, seguro te toco el pito del puto ese.
+ blerghhhhhhhhhhhhhhh CABRONAA (comienza a llorar como nena).
- jajajaja ajajaajajajaja ay wey me hiciste el dia, c mamut

Publicar un comentario

DESMADRE MENTAL © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute